Juana de Arco, la gran heroína francesa

Juana de Arco, la gran heroína francesa

Heroína y santa, así es como se describe a Juana de Arco, una joven con una misión tan importante en la tierra que le trajo como consecuencia que apenas a sus 19 años fuera acusada de herejía y recibiera a manera de castigo la sentencia de morir quemada en la hoguera. También conocida como la doncella de Orleáns, fue líder de más de 5 mil hombres pasando a ser el principal baluarte del ejército francés.

La vida de esta chica siempre se vio rodeada de las sombras del conflicto bélico, nació en 1412 en medio de una familia campesina bien acomodada para más tarde ser parte activa de la Guerra de los 100 años.

El destino de Juana de Arco

Cuando Juana alcanzó los 13 años, su vida tomó un rumbo bastante trascendente ya que empezó a manifestar la ocurrencia de visiones en las que las que Santa Catalina, San Miguel y Santa Margarita le anunciaban que estaba destinada a llevar una vida piadosa y devota.

De acuerdo a lo que ella misma relataba, fue San Miguel quien le anunció que debía liberar a Francia, por lo tanto a pesar de los rechazos del príncipe Carlos se unió al ejército para guiarlo y así levantar el cerco de Orleans. Su terrible destino aconteció luego de haber sido capturada por los borgoñones pues a pesar de que muchos insistían en su inocencia, las voces que esta mujer escuchaba fueron motivos para asociarla con el diablo y que un 30 de mayo de 1431 fuese ejecutada.