El significado de la muerte en la Edad Media

El significado de la muerte en la Edad Media

Cada época que vive el ser humano significa cambios en la concepción de diferentes ideas, es así como el significado de la muerte en la Edad Media definitivamente no es el mismo que en años más antiguos o por supuesto en el mundo actual, y es que este evento no siempre se ha asumido de la manera dramática que podría suponer, en muchos casos era más que nada un alivio y la mejor manera de igualar la sociedad.

Lo cierto es que al menos para las personas de la Edad Media, la muerte siempre fue algo cotidiano que estaba implícito en su dimensión religiosa, y es que sin los avances en la medicina y con escasas condiciones de higiene, morir era algo extremadamente cotidiano que no tenía manera de retrasarse.

La muerte en el medioevo

Al ser algo tan habitual, durante esta época la muerte fue pasando por varias concepciones, la primera tenía mucho que como algo que al no poderse evitar se tomaba con tranquilidad simplemente porque así debía ser y la segunda corresponde a esos días en los que la muerte se empezó a usar como castigo para dar ejemplo sobre las consecuencias de ir en contra de las leyes de la sociedad.

Fue entonces cuando se dio inicio al ajusticiamiento de reos, a las ejecuciones públicas y a castigar crímenes o robos por ejemplo con la horca, en este sentido la muerte adquirió una interpretación que la posicionaba como la consecuencia inmediata del pecado, lo que permitía hablar de una buena o mala muerte.