El extraño caso de Jean Claus, no podía parar de mentir – SEGUNDA PARTE

El extraño caso de Jean Claus, no podía parar de mentir – SEGUNDA PARTE

Seguimos con el extraordinario caso de Jean Claus; el cual lo observaste en el post pasado como empezó una vida de puras mentiras y a todo esto sigue la historia.

Jean Claus no podía decir la verdad

A todo esto seguro te preguntaste como pudo mantener a su familia; pues él decía que iba a trabajar, pero en vez de ello deambulaba por bares y bosques, de tal manera estudio libros  para mantener las mentiras sobre su empleo; en realidad el hecho de mentirse convirtió en su verdadero empleo. Pero a todo este seguro te preguntarán como podía mantener a su mujer e hijos.

Pues bien, esto lo hizo por estafas a familiares e amigos que les ofrecía planes en inversiones para altas rentabilidad. De igual manera vendía medicinas para su supuesta fase de experimentación esto le permitió mantenerse económicamente bien.

Gran problema le surgió cuando muchas le solicitaban explicaciones o pedían parte del dinero invertido en supuesto planes de inversión. Su esposa pensaba que tramaba algo raro y llego al punto que mato a su esposa y dos hijos porque ellos pensaban que decían mentiras. Por si fuera poco, fue donde sus padres a comer y allí de igual manera los asesino. Tras esto prendió fuego a la casa, pero la acción de bomberos lo detuvo. Cuando Jean despertó en su coma reconoció cada una de sus mentiras y se diagnosticó con dificultades de la personalidad siendo un mentiroso patológico que aumentaba una vida falsa; una actitud que incluso llego a matar a seres queridos cuando se enteró de que sus mentiras no tenían salida.