Los inicios del calentamiento global

Los inicios del calentamiento global

Aunque no existe un consenso como tal que revele con exactitud los inicios del calentamiento global, lo cierto es que se trata de una temática de suma importancia para la vida en el planeta Tierra ya que esta es una problemática de grandes magnitudes que amenaza de manera cada vez más potente con llevarse la biodiversidad y todos los medios de los que se sirve el hombre para su sustento.

Con muchos estudios científicos de por medio que pretenden comprender mucho mejor un proceso que se distingue por el incremento de la temperatura del sistema climático de la Tierra, el desafío es enorme pues las consecuencias ya hacen parte de la realidad de seres humanos, animales y plantas.

¿Cuándo comenzó el calentamiento global?

De acuerdo a las estimaciones, es necesario remitirse unos 180 años atrás para llegar al momento en que el impacto de la Revolución Industrial fue tan alto que empezó a dejar huella en el clima. Se indica también que, aunque ya en ese tiempo todos los gases que disparan el efecto invernadero ya estaban presentes, fue este evento en particular el que ocasionó que las temperaturas se dispararan.

Los trópicos y el Ártico fueron los primeros en revelar indicios de esta transformación quedando el siglo XIX inscrito para siempre como el tiempo donde dicha situación comenzó a dejar ver todo lo nociva que podía llegar a ser tanto para el medio ambiente como tal como para las distintas formas de vida.

Efectos del cambio climático

No es fácil del todo estimar las consecuencias del calentamiento global ya que de acuerdo a la zona en particular se observan secuelas diferentes, las cuales comparten algo en común que no es otra cosa que la acción del hombre de por medio.

Así pues, el derretimiento de los glaciares al igual que la desaparición de especies animales sobresales como derivación de un desequilibrio que simplemente ya no tiene vuelta atrás. Olas de calor cada vez más fuertes y la propagación de enfermedades que se creían plenamente erradicadas se acompañan de tormentas y huracanes cada vez más intensos que dejan mayor destrucción a su paso.

Debido a lo difícil que se vuelve cultivar, los alimentos se hacen cada vez más caros creando el escenario necesario para que muchas comunidades pasen hambre o simplemente lleguen a una malnutrición por no contar con la variedad necesaria de productos que garantizan el comer de manera saludable.