Usos de la planta “Boldo”

Usos de la planta “Boldo”

Su aroma es un excelente protector y tonificador del estómago. De allí que resulte tan efectivo en el tratamiento de trastornos o afecciones gastrointestinales y digestivas. Algunas personas lo utilizan como condimentos en la preparación de legumbres para favorecer su digestión. Por tener propiedades carminativas se le considera un efectivo anti flatulento, además de sedante y analgésico. Se utiliza para favorecer la secreción de saliva y aumentar el apetito, lo cual es muy útil en personas que sufren de anorexia o que necesiten aumentar su peso.

Ayuda a combatir el insomnio y demás trastornos de los hábitos de sueño. Su contenido de aceites esenciales produce sedación y calan el sistema nervioso. Reducen la ansiedad, el estrés y nerviosismo. Para ver resultados en este tipo de afecciones se recomienda ingerirlo durante un máximo de 4 semanas consecutivas, ya que en altas dosis puede tener efectos hipnóticos  y tóxicos que pueden influir en las consecuencias de la contaminación del aire.

Al boldo se atribuyen propiedades de fortalecimiento del sistema inmunitario, especialmente en personas que están recién operadas o que se someten a tratamientos muy invasivos a causa de enfermedades crónicas. Ayuda a elevar las defensas en personas que suelen enfermarse en cada cambio de estación.

Además de todos los beneficios hasta ahora reseñados, él te de boldo funciona como antibiótico natural y actúa como repelente contra insectos. Contiene más de 10 compuestos nematicidas y es efectivo para combatir gusanos intestinales. En la medicina alternativa se le utiliza para el tratamiento de enfermedades como la malaria y la gonorrea. Funciona muy bien para combatir las bacterias escherichia coli y candida albicans.

Las hojas de bolso son muy efectivas para aliviar cefaleas muy intensas. De igual manera por sus propiedades tranquilizantes y sedativas ayuda a reducir la tensión muscular. Tiene propiedades antiespasmódicas  y miorrelajantes, por lo que ayuda a aliviar contracturas musculares, esguinces, luxaciones, torceduras y molestias cervicales.

Efectos secundarios

  • Él te de boldo no debe consumirse en exceso pues podría resultar tóxico y perjudicial para la salud y producir vómitos y diarrea, además de efectos hipnóticos y anestésicos.
  • Las personas que consumen medicamentos anti plaquetarios o anticoagulantes no deben consumirlo ya que aumenta el riesgo de sangrado.
  • Personas con problemas hepáticos deben usarlo con extrema precaución ya que al ingerirlo con alcohol puede aumentar el riesgo de daño en el hígado.
  • Las mujeres embarazadas o que sospechen estarlo no deben consumirlo pues se le considera un abortivo natural. Está contraindicado también en mujeres que estén lactando.